Bravo Colombia!

Al parecer, se acerca el día en que Colombia podrá vivir ya sin el lastre de las FARC y la guerrilla. Ojalá.

¿Cuánto podrá avanzar este país sin el ancla que ha tenido amarrada al cuello por los últimos 50 años? Cada que he estado en Colombia y he visto lo grande y potente que es ese país, he pensado lo mismo.

Mis amigos (y amigas) colombianos son unos tigres: preparadísimos, inteligentísimos, educadísimos y simpatiquísimos. Qué podrán hacer cuando ya puedan orientar todas sus energías sólo al crecimiento. Eso va a ser algo intereante de ver en el futuro.

El asunto no ha terminado aún. Celebra Colombia que bien merecido lo tienes, pero no pares: es el momento de acabar con esa lacra y conseguir la paz