El Insulto Presidencial II

El Insulto Presidencial II

Lo he dicho un montón de veces: de Alan creo cualquier cosa, menos que sea tonto o estúpido. Ni un pelo. No me como ni por un minuto eso de que se haya creído que Crousillat estaba malito, y que su amigo Pastor lo engaño. Aquí hay gatazo encerrado.

Pero yastá! Listo: ya se acabó. Cambió al ministro, el otro regresa al Congreso, sigue recibiendo sueldo del Estado y aquí no ha pasado nada.

La verdad que nos merecemos que nos insulte cuantas veces quiera por ser una sociedad tan mal organizada que permitimos que estos patas hagan con nosotros lo que quieran y no tenemos como defendernos. Porque digamos la verdad: si esto no le hubiera pasado al Grupo El Comercio que tiene un canal de televisión y varios diarios puede defenderse y hacer que su voz sea escuchada en todo el planeta, el plan de García, Pastor y Crousillat ya se hubiera concretado. Bien insultados.