Ganamos Páginas Amarillas!

Cuando un cliente pone en licitación su cuenta publicitaria, la agencia que lleva la cuenta tiene todas las de perder. No es imposible que la gane, pero tiene un handicap en contra, de otro modo, el Cliente no hubiera llamado a licitación en primer término. En Julio de este año, Fernando Fascioli de McCann, me invitó a trabajar en el equipo que saldría a defender la cuenta de Páginas Amarillas, una oferta que no pude rechazar por lo que significaba para mi volver a trabajar por un rato en la vieja casa de Tripoli 102 y con el equipo del que fui parte hasta hace apenas un par de años. Además, Páginas Amarillas había sido mi cuenta mientras estuve en McCann: le había metido mucho tiempo y muchas ideas, y si podía colaborar a mantener la cuenta en la agencia, qué mejor.

Para suerte mía, cuando llegué a McCann Costa Rica tuve la oportunidad de trabajar con las Guías Telefónicas de Verizon. Aunque la estrategia y el portafolio de productos de Verizon era completamente distinto al de Páginas Amarilla en Perú, se podía decir que no me había alejado de la categoría: estaba calentito y a la vez fresquito.

Como era de esperarse en McCann, el trabajo estratégico estaba rico y había de dónde agarrarse. El equipo compró la primera campaña de la lista de alternativas que llevé. No era mi favorita, debo admitir, pero -como siempre nos pasaba cuando trabajábamos juntos- Fernando la analizó más a fondo y descubrió en esa punta un potencial que ni yo mismo había entendido del todo. Siguiendo sus comentarios, le di una masajeada adicional y -para qué- quedó espectacular! La gráfica la trabajó el equipo de McCann con Ricardo Mares y Pokemón (Eduardo Meza). Ellos también hicieron un fantástico trabajo con todas las piezas de BTL.

Fue un gusto entrar nuevamente a las oficinas de Páginas Amarillas y encontrarme con ese equipo humano con el que tanto habíamos trabajado en años previos. Sus caras de sorpresa no se podían ocultar: qué hace Robby aquí? Fernando les explicó que venía como Consultor especialmente contratado para el pitch y la cosa se aclaró. Richi y yo presentamos la parte creativa en un tándem bastante entretenido y demostramos en una media hora como la campaña, además de ser muy insightful y muy humana, tenía una millaje realmente amplio.

Quedé muy contento con esa presentación. Y aparentemente, el equipo de Páginas Amarillas también, ya que un par de semanas después le confirmó a Fernando que McCann seguiría a cargo de la cuenta.