Sensación Cómplice.

Sensación Cómplice.

¿Alguna vez se ha sentido usted cómplice de un crimen? Yo lo sentí este fin de semana que me tocó ir al sur: el maravilloso espectáculo de creatividad que da la publicidad de vía pública en la Panamericana cada verano se convierte en una horrible pesadilla durante invierno. Me sentí corresponsable por esos cientos de estructuras desnudas, algunas desmontadas a medias, que son abandonadas por sus dueños hasta que vuelvan a producir plata y que ahí quedan acumulando óxido y tierra, afeando los distritos y los otrora hermosos paisajes de la costa peruana.

Incluso los largos muros publicitarios que se pueblan de logotipos durante el verano en el invierno son “despintados” a la mala, sin el mayor respeto por el paisaje urbano: simplemente se tachan los logos a brochazos, ahorrando al máximo la pintura, el compromiso con la comunidad y el criterio de negocio sostenible.

Es como si los canales y las estaciones de radio dejaran sin señal los espacios publicitarios que no venden y solo transmitiesen lluvia estática durante esos 30 segundos.

Estoy seguro de que mis amigos de la industria de la vía pública no se han dado cuenta del mal que hacen, del riesgo al que se exponen, ni de la oportunidad que tienen delante: la suya es una industria muy regulada y sensible, duramente criticada e incluso prohibida en algunos distritos. Nadie los defiende.

Antes de que una dura ley los obligue a hacerse responsable de “sus hijos” también durante el invierno, podrían hacerlo por propia iniciativa. Podrían venderles a sus anunciantes los paneles a precios realmente marginales, o bien podrían dedicar todo su circuito de paneles a colaborar en temas sociales. Solo imagínese una campaña de 100 km contra las drogas, o a favor del reciclaje…

No importa cuánta gente transita por ahí en invierno, al abandonar sus estructuras ellos nos hacen cómplices a todos: creativos, agencias, anunciantes y autoridades. Es una incómoda sensación que se puede solucionar con un poco de la creatividad que desbordan durante el verano.