Será el qué y será el cómo.

Será el qué y será el cómo.

Anoche, una conversación política entre amigos aquí en Quito, me dio una luz de lo que nos podría pasar con un gobierno de Humala. De pronto entró el tema político y la reunión se dividió en 2 y no hubo forma de volverla a soldar. Unos completamente a favor (reconociendo los errores) y otros completamente en contra (reconociendo los aciertos). Pero completamente en las antípodas.

Lo que puedo sacar en conclusión, en lo poco que voy entendiendo de política ecuatoriana es que Correa ha hecho muchas cosas buenas, en infraestructura, educación y salud por ejemplo, pero lo ha hecho todo usando un estilo de gobierno demasiado autocrático y hasta abusivo con sus opositores, buscándose demasiadas broncas que aparentemente eran innecesarias; según lo que entiendo, parece que se ha impuesto su soberbia y sabiéndose popular, atropella a todo opositor, incluso manifestantes pequeños que son arrestados y enjuiciados.

Otra cosa que le critican es haber hecho todo aliándose a los que podríamos llamar un "grupo de misios": Evo, Chavez, Ollanta y otro de Centroamérica, mientras al mismo tiempo se peleó con todos los grandes y aumentó la inversión extranjera que Ecuador tanto necesitaría y que no es para nada incompatible con lo que Correa quiere. El porcentaje de la inversión extranjera que ha llegado a Ecuador de todo o que ha venido a la región es ridículo, apenas algunos cientos de millones. Nadie quiere invertir aquí, porque Correa habría dicho que en caso de ser necesario, "las utilidades de las empresas podrían ser capturadas por el estado". Cosa de locos. Suicida.

Todo esto me hizo pensar mucho en lo que nos espera si Humala sale Presidente. De verdad no dudo que sus intenciones sean buenas, pero su estilo y su ideología es equivocada. Su discurso setentero (el verdadero, no el que está usando en esta campaña) enfrenta ricos y pobres, empresarios y trabajadores, países pobres versus imperialismo yanqui.

Escuchaba a mis amigos ecuatorianos y nos escuchaba a nosotros en caso de que Humala gane. La verdad, no creo conveniente ese estilo de gobierno. Perú va bien. Perú puede ir mejor, pero meternos en bailes antiguos, en manos de un militar con ideologías del pasado, no es para nada necesario habiendo otra opción que -aunque también genera dudas- es a todas luces menos riesgosa para la democracia y el buen gobierno del país.

Creo que los 2 candidatos quieren hacerle bien al país, pero no se trata solamente de qué quieren hacer, sino de cómo quieren hacerlo.